El origen de las extensiones de pestañas

Hoy son tendencia y cada vez son más los hombres y mujeres que se animan a probar este tratamiento, pero si investigamos un poco vemos que no es una moda que haya nacido ayer.

Pestañas cosidas. Siglo XIX, el primer método de adición de las pestañas falsas fue también la más drástica. La técnica de belleza parisina de pelo cosido en el párpado se llevó a cabo sin anestesia – o con la cocaína para adormecer el dolor – y, a pesar de las afirmaciones en contrario, habría sido muy desagradable. Afortunadamente, a pesar de que se informó ampliamente en la prensa, no fue una práctica muy común.

Pestañas de tira. “…tira de pestañas hecho con pelos humanos ensartados en una tira que luego era pegada al párpado superior. La mayoría eran hechas y compradas directamente  a peluqueros, la mayoría eran fabricante de pelucas. Parecen haber estado disponible en Europa por lo menos desde la década de 1870.”

En el siglo XX  cajas de pestañas postizas se vendían en algunas de las ciudades más grandes. La versión más antigua de ellas, que se sepa fueron hechas por Charles Nessler; éstos aparecieron por primera vez en Londres en torno a 1903, junto con los conjuntos de cejas postizas.

 Nestolashes de la empresa Nestlé-Le Mur creados por Charles Nessler en Nueva York.

 

A partir de 1916 diferentes personas son acreditadas para la invención de pestañas postizas “…DW Griffith (1916), George Westmore (1917), Max Factor (1919) y Karl ‘Charles’ Nessler 1921)….”

A pesar de que las pestañas postizas se utilizaron en la primera parte del siglo XX, no habrían llegado a ser realmente de moda hasta los años de entreguerras, posiblemente con el resurgimiento de Hollywood. Las mujeres querían unas pestañas como las de Greta Garbo y ahora tenían la opción de las pestañas postizas.

Greta Garbo

Injerto de pestañas, década de 1930 algunos ofrecen un servicio que consistía en pegar falsos pelos uno por uno en las propias pestañas del cliente,  esto requería de ciertos conocimientos y mucha destreza. Era un costoso lujo al alcance de muy pocas y aunque ganaban en comodidad seguían teniendo el mismo problema con el rizado, quedaban más largas y abundantes pero demasiado rectas.

Posguerra. Después de las interrupciones de la Segunda Guerra Mundial, se reanudó la fabricación de pestañas postizas. La tendencia encamina a grandes ojos en una cara pálida.

Años sesenta, punto culminante de las pestañas postizas en el siglo XX. En 1968, las ventas estadounidenses de pestañas postizas habían saltado a más de 20.000.000 de pares al año. (Semana de la Mujer de Australia, 1968).

Hoy día  ya es una tendencia de belleza al alcance de cualquier persona que cada día gana más adictos.

 

Fuentes

http://www.cosmeticsandskin.com/cdc/false-eyelashes.php

Cursos de uñas de gel ¿Quieres formarte como Técnico en uñas de gel con nosotros?

Cursos de uñas de gel,  aprenderás todo lo necesario para hacer unas uñas de gel fuertes, resistentes y naturales. ¿Por qué elegirnos para tu formación como Técnico en uñas de gel?, pues claro que te lo cuento: Terminarás con todos los conocimientos.